Ahorro de costes energéticos gracias al inversor instalado en el motor del ventilador del aire de la combustión del quemador, que produce aire según sea necesario mediante el control de la frecuencia de alimentación eléctrica del motor del ventilador. Los sistemas con control de frecuencia se amortizan en unos pocos años.

Ventajas de los sistemas con control de velocidad;

  • Ahorro de energía eléctrica,
  • Prolongación de la vida útil del motor con la función de aceleración y deceleración regulables,
  • Un funcionamiento más silencioso.