Sistema complejo que optimiza la relación de aire / combustible gracias al sistema de gestión de la combustión basado en microprocesador y al ajuste de oxígeno y / o carbono controlado por el dispositivo de control lógico interior.

El sistema de gestión de la combustión de O2-CO, maximiza el rendimiento de la combustión y minimiza los valores de las emisiones. Optimiza la combustión teniendo en cuenta las emisiones permitidas, midiendo la cantidad de CO mediante la ayuda del sensor y de los transmisores de gases de combustión instalados en la chimenea.

Ventajas del sistema de gestión de la combustión de O2-CO;

  • Combustión optimizada que no se ve afectada por las variaciones estacionales de las condiciones barométricas,
  • Control automático de la combustión con la curva de combustión optimizada en todas las condiciones de funcionamiento,
  • Ahorro de combustible con una alta eficiencia de combustión.